fundación Biodiversidad

Imagen Cambio Climatico y Calidad Ambiental

Adaptación al cambio climático en vitinicultura

INSTITUTO GALEGO DA CALIDADE ALIMENTARIA (INGACAL)

El cambio climático altera el proceso de maduración de la uva, aumentando la concentración de azúcar y provocando una reducción de acidez en el mosto, que influye en la fermentación y, finalmente, en las características del vino. Con el objetivo de conocer aquellas variedades de uva más resistentes frente al cambio climático y que pueden contribuir a paliar sus efectos, el Instituto Galego da Calidade Alimentaria (INGACAL) puso en marcha el proyecto ‘Diversidad de levaduras y de variedades de vid para la adaptación al cambio climático en vitivinicultura’, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, a través de su convocatoria de ayudas.

La Estación de Viticultura y Enología de Galicia (EVEGA-INGACAL) dispone de un banco de germoplasma que incluye hasta 67 cultivos distintos de Vitis vinifera. Las variedades de uva se han utilizado con el fin de investigar su potencial para paliar los efectos del cambio climático durante la elaboración del vino con mostos de elevada concentración de azúcares y baja acidez, así como la influencia en la composición aromática de los vinos.

Galicia dispone de una diversidad tanto de variedades de vid como de levaduras vínicas que constituyen una herramienta útil para afrontar las consecuencias del cambio climático en vitivinicultura. Entre las variedades de ciclo largo y con acidez elevada que pueden solventar esta problemática, están la Loureira (blanco) o Caíño Longo, Caíño Tinto o Sousón (tinto). En otras variedades de ciclo corto, pero con valores de acidez elevada como Albariño o Caíño Branco, el aumento de temperatura favorecerá una disminución de la acidez y permitirá la obtención de vinos más equilibrados.

Estado: 
Cerrado
Año Inicio: 
2017
Año fin: 
2018
Entidad ejecutora: 
Instituto Galego da Calidade Alimentaria (INGACAL)